Blogs: 3 Poderosas Razones por las que Debes Tener Uno

Los blogs llevan ya bastantes años entre nosotros, pero ha sido en los últimos en los que se su protagonismo se ha visto elevado a cotas nunca vistas años atrás. ¿Por qué?

Podría escribir un artículo con 200 razones por las que deberías considerar tener un blog. Por el contrario, en este artículo voy a compartir contigo las 3 principales razones por las que “sí o sí” deberías estar publicando en un blog… si es que todavía no te has decidido a ello.

Y da igual que tengas una empresa, una tienda virtual, seas un solo-preneur, quieras mejorar tu branding o marca personal, o quieras disfrutar de un estilo de vida digital.

Ahí van.

Blogs: 3 Poderosas Razones por las que Debes Tener Uno

Razón Nº1: El Blog es la Base del Marketing de Contenidos (Content Marketing)

¿Qué es un blog? 

Es un tipo particular de página web donde alguien publica información gratuita. El objetivo es muy sencillo: atraer lectores interesados en lo que se está publicando.

Aquello que se publica en un blog, o en cualquier otra página web, es lo que se denomina “contenido“.

¿Qué es el Marketing? 

El proceso de comunicar el valor de un producto a un servicio, con el objetivo de venderlo a potenciales interesados (según la Wikipedia).

Conclusión, ¿qué es el marketing de contenidos?

La publicación de información (contenido) gratuito, con un propósito de venta.

Es decir, se trata de publicar información de interés para un público objetivo, evangelizar sobre los beneficios de un producto o servicio para, finalmente, generar ventas de los mismos.

El Blog es la herramienta perfecta para el Marketing de Contenidos, o Content Marketing. Y WordPress, la mejor plataforma para crear un blog.

Razón Nº2: A Google le encantan los Blogs = Tráfico = Clientes

blog-poderosas-razones

Hablando del todopoderoso buscador Google, hay ciertas cosas que le encantan:

  • Le encanta el Contenido de Calidad. Contenido trabajado, concienzudo y con la mayor calidad editorial.
  • Le encanta el Contenido Relevante para las búsquedas que hacen sus usuarios.
  • Pero, además, a Google le encantan las webs con contenido “fresco. Webs que actualizan con frecuencia sus contenidos, publicando periódicamente contenidos de calidad y relevantes para sus usuarios.

Pues bien, si hay algún tipo de web en la que se escriba contenido con frecuencia, gratuito, relevante y de calidad… estos son los blogs.

La recompensa que tendrás si cuentas con un blog de estas características, es que Google lo promocionará enviándote tráfico gratuito.

Y el tráfico (las visitas) es el sustento de todo negocio, digital o no. El tráfico implica potenciales interesados en tus productos o servicios, lo que se traducirá en ventas.

Razón Nº3: Convertirte en una Autoridad en tu Nicho / Posicionamiento de Marca

Aunque pueda parecer que todo el mundo cuenta ya con un blog, lo cierto es que no es así. Sigue siendo un pequeño porcentaje quienes publicamos un blog de modo profesional.

Por ello, el simple hecho de publicar contenido, te convierte en “autor. Hace años, esto era impensable.

Aquellos lectores que aterricen en tu blog, te verán como el “autor“. Desde ese momento, si les proporcionas contenido de calidad, te conviertes en una referencia para ellos. Pasas a ser una “autoridad en la materia.

En tu mano estará, entonces, el construir una relación con tu audiencia para, posteriormente, ofrecerles tus productos o servicios.

En definitiva, ya seas un profesional (un coach, o un diseñador gráfico), tengas un negocio virtual (como una tienda online), o una empresa que venda productos y/o servicios… debes de tener un blog.

Para mí, el blog es la pieza clave del modelo digital, la clave del negocio online. Tanto es así, que yo lo denomino el “modelo BlogCéntrico”.

Ahora, además, no tienes excusa alguna. Si quieres crear un blog, tienes a tu disposición un curso en vídeo HD completamente gratuito. Un curso en el que te guío paso a paso por el proceso de creación del blog.

Apúntate al curso haciendo click en el siguiente enlace.

Y si se te ocurre alguna otra buena razón por la que tener un blog, deja tu comentario. No olvides compartir el artículo en tu Red Social preferida.

[Más información...]



Marketing de Afiliados o Cómo Ganar Dinero con Productos de Terceros

El marketing de afiliados consiste básicamente en promocionar/vender los productos de terceros. Un modelo de negocio muy extendido en Internet.

Sin embargo, hay dos formas muy distintas de enfocarlo. En este artículo te explico la que es, desde mi punto de vista, la mejor de ellas.

Marketing de Afiliados y su mala prensa

Lo cierto es que el marketing de afiliados goza de cierta mala prensa, y no porque el modelo en sí sea mejor o peor, sino por la forma de aplicarlo de algunos (por no decir la mayoría). La razón es bien sencilla y radica en su propia naturaleza.

La afiliación se basa en que alguien te va a pagar dinero por promocionar sus productos. Hay, entonces, muchas personas a las que no les va a importar otra cosa que el cheque a final de mes. No les importa si el producto es bueno o no, si satisface las necesidades de sus usuarios o no. Solamente pensarán en sí mismos y en el dinero que pueden ganar.

En el marketing de afiliados, a muchas personas no les importa otra cosa que el cheque a final de mes

Más aún. Muchas de las falsas promesas de dinero rápido que circulan en internet se basan en el modelo de afiliación. Y muchos de los auto-llamados emprendedores se dedican en exclusiva a la afiliación. Su trabajo consiste básicamente en buscar un producto que ofrezca una buena comisión, crear una página web para promocionarlo, generar tráfico a la misma (mediante SEO/posicionamiento o publicidad PPC/Pago Por Click), e intentar que alguien compre el producto/servicio tras hacer click en su enlace de afiliado para poder cobrar la comisión correspondiente.

Visto de esta forma, es un modelo que no comparto en absoluto. No hay ningún tipo de generación de valor para el usuario final, y tampoco estás construyendo nada para ti. La afiliación así entendida te hace depender exclusivamente de los buscadores como Google o de tu habilidad con las campañas publicitarias.

Para mí, esto no es lo que considero un verdadero negocio online, sino más bien una forma de intentar ganar dinero. Son dos cosas muy distintas.

La forma correcta de hacer marketing de afiliados

Marketing de Afiliados

La buena noticia es que hay una forma distinta de hacer el marketing de afiliados. Imagina que hay un producto o servicio que has comprado o que disfrutas a diario, y que es realmente bueno. Un producto o servicio que recomendarías a un amigo, simplemente porque es bueno. Es algo que se hace continuamente. “Yo tengo la ADSL con fulanito y me va muy bien“, “Me acabo de comprar tal o cual smartphone y tiene todas estas funciones…”.

Esta es la forma en la que yo entiendo el marketing de afiliados. Yo contrato un hosting y resulta que doy con un gran servicio con el que llevo años trabajando. Y de repente alguien me pregunta que dónde tengo alojada mi web, y le contesto: “En mi caso, CienPorCienDigital y el resto de mis web, las tengo alojadas en Hostgator” (por cierto, el anterior es un enlace de afiliado).

Hay una forma distinta de hacer el marketing de afiliados, generando valor para el usuario

El enfoque es diametralmente opuesto. No te estoy intentando vender nada. Más aún, en base a mi experiencia, te hago una recomendación que considero que es buena para ti. Obviamente, si es el servicio que yo personalmente utilizo es porque considero que es realmente bueno. ¿Y si por esta recomendación acabas recibiendo una comisión, hay algo de malo? Desde mi punto de vista, en absoluto. Otra cosa bien distinta es que te estuviera recomendando Hostgator cuando no piense que sean buenos (y encima trabaje con otro proveedor), buscando únicamente la comisión de la venta.

Esta es la forma en la que yo entiendo el marketing de afiliados, en la forma de una recomendación desde la experiencia personal y buscando aportar algo de valor al interesado.

Dónde buscar ofertas de afiliación

Dependiendo del nicho de mercado en el que te muevas, las cosas son más o menos sencillas. En el mundo del marketing online, como el caso de CienPorCienDigital, el mercado está realmente abarrotado de productos que se pueden promocionar. Empresas de hosting, de diseño web, y un larguísimo etcétera están deseando que promociones sus productos.

Marketing de afiliaciónSi tu mercado es otro, la cosa puede estar más o menos complicada. Lo que debes hacer es buscar qué productos/servicios son los que se venden en dicho mercado, qué empresas son las que lo hacen y en qué condiciones. Muchas de ellas ya tendrán acuerdos de colaboración con terceros y, aunque no sea algo que estén practicando de forma generalizada, pudiera interesarles una propuesta de afiliación.

Por ejemplo, en mi caso un día fui a Toys r Us a comprar unos juguetes para los peques. A la salida vi un folleto en el que una empresa de ecografías 3D anunciaba un descuento del 10% si indicabas un código de descuento impreso en el panfleto al contratar tu ecografía. Ahí lo tienes, Toys r Us es un afiliado de esa empresa de ecografías 3D, seguro que reciben algún tipo de comisión por cada cliente que utilice su cupón de descuento.

Lo que hice yo, en este caso, es ponerme en contacto con la empresa de ecografías y ofrecerme para lo mismo, para promocionar su servicio entre los lectores de mi blog a cambio de una comisión por contacto facilitado. Finalmente no llegamos a un acuerdo (todavía), pero es una forma de mover tus propias ofertas de afiliación. En otros casos, he llegado a acuerdos similares con otro tipo de empresas.

¿Y a ti, qué te parece el marketing de afiliados? ¿Te parece ético, lo estás utilizando?

Deja tu comentario y comparte tu experiencia. Y no te olvides de hacer click en los iconos de las redes sociales (solo si te ha gustado lo que has leído).

Este artículo forma parte del eBook gratuito “Cómo Ganar Dinero en Internet: 6 Modelos de Negocio que Todo Blogger Debería Conocer“. Regístrate de forma gratuita en CienPorCienDigital.com y descarga el eBook haciendo click en este enlace.

[Más información...]