Ganar Dinero por Internet ofreciendo Servicios en la Nube

Otro modelo de negocio que no requiere demasiada explicación. Ofreces un servicio y utilizas internet como medio para su comercialización y/o su desarrollo.

En este articulo te explico los tipos de servicios que puedes ofrecer, el proceso de captación de clientes y cómo llevarlo al extremo para disfrutar un verdadero estilo de vida cien por cien digital.

Ganar Dinero por Internet ofreciendo Servicios en la Nube

Tipos de Servicios: virtuales o presenciales

Antes de nada, tenemos que ver los tipos de productos que pueden entregarse como consecuencia de la provisión de un servicio:

  • Los productos virtuales: o productos digitales. Son productos que se pueden transmitir por internet. Por ejemplo, un documento PDF, un vídeo, o cualquier otro tipo de material multimedia.
  • Los productos reales: es decir, productos físicos que pueden manipularse. Por ejemplo, un mueble a medida, un televisor, etc.

En cuanto a los servicios, también podríamos clasificarlos de forma similar:

  • Servicios virtuales: serían aquellos para los que no es necesaria la interacción física con personas. Es decir, la interacción humana (en caso de haberla) se limitaría al teléfono, email, videoconferencia o cualquier otro tipo de interacción no presencial. Ejemplos de estos servicios: la compra en una tienda online, la banca online, etc.
  • Servicios presenciales: son los que, por el contrario, hacen necesaria la interacción entre personas en un lugar físico y concreto. Ejemplos: un restaurante, un taller mecánico, etc.

Dados estos 2 tipos de productos y servicios, se obtienen 4 combinaciones de posibles negocios distintos:

  1. Servicio virtual + producto virtual. Es el caso de un servicio en el que no hay interacción física con personas y el producto que se entrega es virtual o descargable. Un ejemplo podría ser la iTunes Store de Apple, donde puedes comprar música, películas, series, eBooks, etc.
  2. Servicio virtual + producto real. En este caso, aunque no haya reuniones presenciales, el producto que se entrega es un producto físico. Las tiendas virtuales de productos reales/físicos son ejemplos típicos.
  3. Servicio presencial + producto virtual. Son servicios en los que hay una interacción humana presencial, pero el entregable es un producto digital. Por ejemplo, un informe de una consultora que entrega en PDF los resultados de su trabajo.
  4. Servicio presencial + producto real. Servicios con interacción humana presencial y producto físico. Por ejemplo, una empresa que crea muebles a medida.

Elección del tipo de servicio

Ganar Dinero con Servicios en Internet Lo cierto es que la clasificación de un servicio en una u otra categoría no siempre está clara, o más bien, es una elección.

Por ejemplo, hay ciertos servicios (como los que proporciona un abogado) que siempre se han realizado de forma presencial, hasta que alguien se decidió hacerlo online. La banca es otro ejemplo: antes, para hacer cualquier trámite (por pequeño que fuera), había que ir a la correspondiente sucursal bancaria; en mi caso, ya ni me acuerdo el tiempo que hace que no piso una.

Lo mismo ocurre con los productos, que pueden transformarse. Un claro ejemplo es la industria musical: del cassette y el vinilo, al CD y de ahí al MP3. Lo mismo con la industria cinematográfica: de la cinta VHS, al DVD y de ahí al streaming de vídeo por internet.

Por eso, para decidir el tipo de servicio que vas a proporcionar, tienes que definir claramente ciertos procesos del negocio:

  • Captación de clientes: debes pensar cómo vas a captar los clientes para tu negocio, si es necesaria o no la reunión presencial. Esta simple decisión puede condicionar el hecho de que tengas que tener sede física o no, que tengas que abrir un local comercial o no. Y esto es realmente una implicación muy importante, pues condiciona la inversión inicial o la expansión futura, por poner ejemplos.
  • Proceso de compra: análogamente, ¿es necesaria la reunión presencial para que tu cliente complete el proceso de compra? Aquí ya no existe una respuesta puramente lógica. Es decir, hay servicios que, aunque pudieran comprarse digitalmente, los clientes son reacios a hacerlo y te demandarán una reunión presencial. Los abogados son claro ejemplo de ello: aunque hoy en día puedes contratar un abogado online para casi todo, en la mayoría de los casos se prefiere conocer al abogado en persona antes de contratarle servicios que son, en muchos casos, delicados.
  • Desarrollo del servicio: lo mismo con la ejecución del servicio. ¿Realmente es necesario que tú y tu cliente os veáis en persona para finalizar el trabajo? Estamos muy acostumbrados a reunirnos para todo, y puede haber muchas resistencias.
  • Soporte/atención al cliente: otro aspecto importante. Cuando el cliente tenga problemas, ¿se los podrás solucionar de forma remota? ¿Una llamada telefónica o un email son las únicas herramientas que necesitarías?

El Negocio Online real: llevándolo todo al extremo

Servicios en Internet para ganar dinero Clarificando los cuatro aspectos anteriores, prácticamente habrás definido cuál será tu modelo de negocio. En muchos casos se tratará de una opción personal, y de que sea el negocio el que se adapte a tu visión, en lugar de que tú te adaptes al negocio.

Veamos mi caso concreto. Cuando creé DespachoTres, mi negocio online de Diseño Web, ya tenía claras las respuestas a esas 4 preguntas. Básicamente, yo quería disfrutar de un estilo de vida digital, tener libertad geográfica y temporal.

Quería trabajar desde donde quisiera y cuándo quisiera:

  1. La captación de clientes la hago de forma completamente remota. El posicionamiento de la propia web (SEO), las redes sociales, y el teléfono son mis principales herramientas comerciales. Sí que es cierto que algún cliente ha llegado de rebote por contacto presencial, pero eso no afecta en nada a la provisión del servicio.
  2. El proceso de compra es también virtual, en mi caso telefónico. Cualquier contratación la resuelvo con una llamada telefónica. De hecho, aquí el cliente tiene que hacer un pequeño ejercicio de fe. ¿No será un timo?  La habilidad comercial, la capacidad de transmitir confianza y seguridad, y las referencias comerciales (otros trabajos realizados) son tu aliado.
  3. Desarrollo del servicio: totalmente virtual. No tengo ni una sola reunión presencial. Todos los aspectos relativos a la página web del cliente, se resuelven por correo electrónico (software de ticketing para ser más exactos). En este punto es muy importante tener bien procedimentado tu servicio para que no se te vaya de las manos.
  4. Soporte/atención al cliente: lo mismo, todo vía ticket. El teléfono es exclusivo para la actividad comercial.

Esta es la forma en la que yo he elegido proporcionar mi servicio. Es mi elección personal. Esto me permite tener una libertad total de movimientos. Mañana mismo puedo mudarme a la otra parte del planeta, y mis clientes no notarían la diferencia.

Lo mismo ocurre con tu equipo de trabajo/colaboradores: yo trabajo con un pequeño grupo de técnicos que tienen esta misma visión. De hecho, vivimos geográficamente muy dispersos, por lo que la comunicación y gestión es puramente virtual.

Mañana mismo puedo mudarme a la otra parte del planeta, y mis clientes no notarían la diferencia

Sin embargo, como es de esperar, no todo son ventajas.

Está el inconveniente (en algunos casos tan grande que hace el modelo inviable) de que algunos clientes no contratarán tus servicios si no se reúnen previamente contigo. Todos los meses pierdo la posibilidad de hacer algún cliente por este motivo, pero para mí las ventajas compensan con creces los inconvenientes.

Un último aspecto importante, es que la calidad de tu servicio no debería verse afectada por la forma que elijas de entregarlo. En mi caso, la satisfacción del cliente es muy alta, y eso es lo realmente importante. En muchos casos, pese a la reticencia inicial, algunos clientes se han quedado muy sorprendidos de la forma de trabajar. Sí, hay formas distintas de hacer las cosas. separador Para más información sobre modelos de negocio, lee el artículo Cómo Ganar Dinero por Internet: 6 modelos de negocio distintos. No olvides dejar tu comentario y hacer click en los iconos de las redes sociales (solo si te ha gustado lo que has leído).

Este artículo forma parte del eBook gratuito “Cómo Ganar Dinero en Internet: 6 Modelos de Negocio que Todo Blogger Debería Conocer“. Regístrate de forma gratuita en CienPorCienDigital.com y descarga el eBook haciendo click en este enlace.

[Más información...]



Negocio Online: 5 claves de un Modelo de Negocio Perfecto

Cuando hablo con un emprendedor o empresario “tradicional” y me pregunta las características de mi negocio online, el resultado es siempre una gran cara de estupefacción, un asombro monumental.

En este artículo te explico las 5 principales características que hacen de los negocios online la envidia del negocio tradicional.

Negocio Online: 5 claves de un Modelo de Negocio Perfecto

1. El Negocio Online tiene unos costes realmente bajos

¿Alguna vez te has planteado emprender un negocio tradicional? Si es el caso, seguro que has echado números y habrás comprobado lo caro que puede resultar simplemente colgar el cartel de “Abiertoen un negocio ordinario. Local, proyecto, reforma, licencias, mobiliario, vehículos, etc, etc.

El resultado son muchos miles de euros para poder iniciar una actividad, pero simplemente eso: iniciar la actividad. No hay ningún tipo de garantía de que aquello vaya a funcionar, en absoluto. En el mejor de los casos, si cuentas con dinero ahorrado, si tu aventura sale mal pierdes tiempo y dinero. En el peor (y más común de los casos), si has tenido que pedir un préstamo, si la aventura empresarial sale mal, la deuda contraída supondrá un lastre con el que cargar durante años.

Comenzar un negocio online es una cuestión de mínimos

Por el contrario, comenzar un negocio online es una cuestión de mínimos: un hosting apenas 5€/mes en su versión básica, un dominio 6 ó 7€/año, y un diseño de calidad por 60/70€. Y esa puede ser toda la inversión que necesites inicialmente. Esa fue la inversión con la que yo comencé mi aventura digital.

2. Capacidad y facilidad de crecimiento

Ahora supongamos que las cosas van bien, que has emprendido y tu negocio marcha bien. Estás planteándote hacer crecer el negocio. De nuevo, será necesario volver a realizar una importante inversión: nuevos locales (o uno más grande), con sus correspondientes reformas, licencias, mobiliarios, personal (algo que en un primer momento podría no haber sido necesario). Miles de euros de nuevo.

Sin embargo, un negocio online te permite crecer sin que te des cuenta. Básicamente, un crecimiento en los negocios online significa un mayor volumen de tráfico a tu página web. Hoy en día, cualquier proveedor de hosting que se precie, te ofrecerá soluciones que te permitirán incrementar la capacidad de tu servicio web de forma gradual. Es decir, uno no pasa de tener 10.000 visitas al mes, a tener 1.000.000, sino que el tráfico crece de forma gradual, y la inversión necesaria también.

3. El Negocio Online: un negocio de ámbito internacional

Negocio Online un negocio internacional

Cuando montas una empresa o te haces autónomo, tu ámbito geográfico suele ser (salvo excepciones) local. Tu capacidad de actuación es local, y tus clientes son locales. Si el negocio necesita de algún tipo de local físico para poder ejercer la actividad (restaurantes, despachos profesionales, etc.), no hay alternativa.

El negocio online nace directamente con un ámbito internacional

Por el contrario, un negocio online (salvo que satisfaga una necesidad de un colectivo local), nace directamente con un ámbito internacional. Uno suele pensar que solo los negocios en inglés tienen ámbito internacional, pero resulta que el castellano es la segunda lengua del mundo por número de hablantes (unos 500 millones).

Otra ventaja del modelo digital, es que tu potencial mercado no tiene por qué estar geográficamente concentrado. Hay negocios que localmente no podrían salir adelante por tener su audiencia muy dispersa (geográficamente hablando). El negocio online te permite conectar con tu audiencia/potencial mercado, independientemente de tu situación y su situación geográficas.

4. Grandes márgenes de beneficio

Salvo las marcas de los segmentos premium del mercado, habitualmente los márgenes de beneficio con los que se trabaja son bastante bajos. Diría que el 10% es una cifra razonable. Si vendes productos físicos, producir cada unidad conlleva un coste. Si vendes horas de trabajo (por ejemplo, ofreciendo un servicio), el número de horas que puedes vender es limitado.

Por el contrario, el margen de beneficio de un producto digital es prácticamente del 100%. Si, también tiene un coste de producción (como por ejemplo el tiempo que estoy tardando en escribir este artículo), pero una vez finalizado puede venderse de forma infinita sin necesidad de volver a incurrir en costes de producción.

El margen de beneficio de un producto digital es prácticamente del 100%

Piensa por ejemplo en un libro. En su versión física, cada copia vendida implica que haya tenido que pasar previamente por la imprenta. Ahora piensa en su versión digital. Cada copia vendida es simplemente una transacción electrónica con un coste totalmente residual.

Esta es una característica realmente importante del modelo de negocio online. Gracias a ella, la afiliación puede ser un lucrativo negocio en ciertos nichos de mercado. No es raro que ciertos proveedores de productos/servicios digitales, te ofrezcan una comisión de hasta el 50% por cada venta que seas capaz de generarles. Algo impensable en un producto físico, donde las comisiones apenas llegan al 5%.

5. Un negocio abierto 24x7x365

Negocio Online abierto 24 horas al díaOtra característica diferencial y fundamental de los negocios online: no cierran!!! El negocio tradicional tiene límites (regulados por ley) en cuanto al número de horas que puede estar abierto. También está nuestra propia limitación física, la necesidad de descanso.

Sin embargo, el negocio online está abierto 24 horas al día, 7 días a la semana, 365 días al año. Si vendes productos digitales, nada impide a tu cliente comprarlos un sábado a las 2 de la mañana. Si estas suscrito a un periódico o revista digital, puedes disfrutarlos cuando quieras y desde donde quieras.

Hay otras muchas ventajas, como la velocidad a la que puedes comenzar una aventura online, o la flexibilidad que te permite para adaptarte a los cambios que sucedan en tu mercado, la incorporación de nuevas tecnologías y un largo etcétera. Pero las 5 anteriores son, desde mi punto de vista, las razones por las que un negocio online es la envidia de cualquier negocio tradicional.

¿Y tú, ves alguna ventaja adicional? Deja un comentario con tu opinión.

[Más información...]



Negocio Online = Libertad Total. Internet como Estilo de Vida

Conseguir un estilo de vida digital, es mucho más que dinero. Cuando te conviertes en emprendedor y creas un negocio online exitoso, no solamente puedes disfrutar de ganar dinero haciendo algo que probablemente te apasione.

Un negocio digital es libertad económica, sí, pero también es libertad temporal y libertad geográfica. Puedes trabajar en lo que quieras, cuando quieras y donde quieras.

Libertad Horaria y Libertad Geográfica

Hay personas que consiguen alcanzar el éxito en su trabajo y llegan a ganar grandes cantidades de dinero, pero con toda seguridad trabajan 14 ó 15 horas al día encerrados en una oficina. No tienen libertad temporal, es decir, no pueden decidir el tiempo que dedican a su trabajo.

Bueno, también está el caso de Tim Ferris y su famoso libro The 4-hour workweek (podría traducirse como La semana laboral de 4 horas), algo que ciertamente suena a utopía.

A todos nos pasa que, según avanza nuestra carrera profesional, queremos conseguir un mayor nivel de ingresos.

Es algo lógico y lícito, y no tiene nada de negativo. Los ascensos y las subidas salariales son grandes incentivos, pero no se dan sin una contrapartida. Si te ascienden, tendrás más responsabilidad. Si te suben el salario, exigirán más de ti.

En muchas ocasiones, el tiempo dedicado al trabajo puede llegar a ampliarse tanto que termina por invadir tu vida personal. Todo tu tiempo y energía se consumen en tareas relacionadas con tu actividad profesional.

Si le preguntas a cualquier persona que dedique 12 ó 14 horas diarias a su trabajo, si rebajaría su sueldo a cambio de trabajar un poco menos…la respuesta sería un rotundo SÍ. Pero, lamentablemente, las cosas no funcionan así.

Lo mismo ocurre con la libertad geográfica. ¿Acaso alguien puede decidir donde trabajar? Las empresas tienen una sede, y es allí donde se trabaja.

Más aún, parece que algunas alternativas interesantes como el teletrabajo no acaban de calar en la cultura empresarial de nuestro país. Vivimos en la cultura de “calentar el asiento“, si tu jefe no te ve trabajar…será que no estás trabajando. Y si te vas a casa antes que el vecino, será que tienes poco trabajo.

Algunos empresarios deberían descubrir por fin aquello del trabajo por objetivos. Pero me temo que es algo cultural, algo demasiado arraigado. Durante mi vida laboral “ordinaria” intenté en numerosas ocasiones y empresas distintas el teletrabajo, pero nunca lo conseguí.

Negocio Online Libertad Total

El Negocio Online: Libertad Absoluta

Sin embargo, el estilo de vida digital, aquel que comienzas a disfrutar cuando decides emprender en internet y crear tu negocio online, como hice yo en su momento, tiene todas las ventajas: dinero, tiempo y localización.

Puedes fijarte tu objetivo salarial, cuánto trabajar y dónde trabajar.

Pero lo mejor del estilo de vida digital, sin duda, es que tú tienes la libertad de desnivelar la balanza según tus intereses o preferencias personales.

Porque no todo en la vida es dinero. Es decir, en tu caso puede que le des más importancia a tener libertad de movimientos y trabajar desde cualquier lugar (o incluso viajando). Puedes hacerlo. O, por el contrario, para ti el lujo realmente está en poder trabajar sin horarios. Puedes hacerlo. O hacer saltar la banca. Puedes intentarlo 😉

Yo trabajo en lo que quiero, cuando quiero y donde quiero

Sean cuales sean tus motivaciones, el negocio online te permite hacer con tu vida lo que quieras de ella.

Sin embargo, recuerda que no todo son ventajas, y que tanta libertad implicará un alto grado de responsabilidad, de compromiso por tu parte. Disciplina y constancia son dos habilidades que deberás reforzar para ser altamente productivo y disfrutar de la libertad de la vida digital.

Y en tu caso, cuéntame. ¿Ya te has lanzado y has montado un negocio online? ¿Disfrutas o sufres el estilo de vida digital? ¿Te gustaría o crees que no es para ti? Déjame un comentario con tu opinión.

[Más información...]